lunes, 13 de febrero de 2012

YO JUGUÉ AL FÚTBOL EN LA TORRE PELLI

Sentado en el autobús de la línea 6, camino de Heliópolis, voy hacia la parada que se halla una vez pasado el Puente del Cristo de la Expiración, en esa calle que  casi nadie sabe como se llama  pero que en Google Maps pone Odiel. Justo a la derecha de la terminal, aparece esa mole en construcción conocida por la Torre Pelli, un rascacielos que en poco tiempo será el centro visual de una zona que siempre ha sido y es un lugar de paso, y que ni siquiera los cambios estructurales impuestos para 1992 lograron dar una impronta social muy diferente a la que hubo en las décadas anteriores.

En el anterior reportaje que elaboramos acerca de Chapina, las fotografías y mapas que se exponían presentaban una carestía que ahora hemos corregido: Puerta Triana. Las imágenes sólo cubrían hasta el complejo deportivo de Chapina, pero no llegaban más allá. En esta ocasión hemos ampliado el panorama, cubriendo la zona de Puerta Triana, que es donde se contruye la Torre Pelli. Para ello, utilizamos imagenes del Servicio de fotografía aérea de la Junta de Andalucía, tomadas a 16 micras en B/N y de una calidad meridiana.

En marzo de 1985 la zona que vemos abajo, presentaba la misma estructura de siempre: la calle Odiel era la continuidad de los puentes de hierro que iban para  Huelva-Aljarafe, mostrando, a primera instancia, a la izquierda, entrando por el puente, viviendas bajas y talleres; a la derecha, la Basílica de El Patrocinio (2). Pegado a la derecha, actualmente, el ambulatorio (mapa actual google). Más adelante, a la derecha, un amplio paquete de suelo rodeado por un muro que hoy en día ha sido reducido por la construcción de viviendas. Frente a ellas, el campo de fútbol de "El Cachorro"(1); detrás del mismo, la vía del tren (3) que procedía de un puente de hierro paralelo al que hemos especificado.
Tiempos en que Sevilla era conocida como "un pueblo grande", familiar y no esa desconocida metrópoli que ahora es.


Pues sí. Esa visión de 1985 comenzó a terminar poco antes de la llegada de la Expo'92. Con sus fábricas abandonadas, sus chatarrerías y el campo del Cachorro. En mis recuerdos, partidillos de fútbol de 6 contra 6, de 7 contra 7; sin árbitro y sin tiempo límite. Mañanas de sábado, zonas vacías en mediodías soleados deseando luego llegar a casa para quitarte la tierra de encima. Por lo visto, un tal "Peña" era el encargado o dueño del recinto, muy del Betis él, que en aquellos domingos de partidos a las cinco, recorría La Palmera camino del Villamarín enseñoreando un par de banderas verdiblancas en las ventanas delanteras de su pequeño camión. Por lo visto, aquella extensión estaba destinada para ser alquilada, lo que pasa, es que, como casi siempre aquello estaba vacío, "el Peña" nos dejaba jugar gratis. Nosotros, a veces íbamos a Chapina, otras al Cachorro.

La visión actual de Google Maps nos reserva la sorpresa: gran parte de aquella extensión de tierra conocida como el campo del Cachorro,  estuvo localizada donde ahora se está levantando el rascacielos Pelli (1). Al menos, algunos sevillanos podremos decir que "jugamos al fútbol en aquel lugar". A mi amigo y Director del portal www.betislibre.com Penibético, le dedico un trozo de este pequeño reportaje, esperando haberle respondido a su incógnita sobre lo que hubo antes donde la Torre Pelli.


PD: YA SUPERAMOS LAS 10.000 VISITAS. ENHORABUENA POR VISITAR MI PÁGINA.

2 comentarios:

  1. Según wikipedia el puente de hierro del ferrocarril se llamaba de Alfonso XII, pero el de la carretera de <huelva, tb. de hierro, ¿tenía nombre?

    ResponderEliminar
  2. Yo nací y viví en esas casa bajas hasta el año 74.Que buenos recuerdos.Gracias por hacernos recordar nuestra niñez perdida entre las escavadoras de la expo.

    ResponderEliminar